Descripción del proyecto

Para el equipo de BE&DEC ha sido un regalazo que los propietarios de esta vivienda confiaran en nosotros para rejuvenecer y volver a poner en funcionamiento una preciosa casa construida hace más de cien años, situada en Ohanes, una de las localidades más emblemáticas de la Alpujarra almeriense.

Desde nuestro punto de vista para cualquier profesional, tener la posibilidad de reformar una vivienda con tantos años de historia, la cual ha ido pasando de generación en generación y que ahora se proyecta para el uso y disfrute de una pareja joven, es tanto “una perita en dulce” como una gran responsabilidad.

La idea principal es mantener la esencia de este tipo de construcciones, ya que se encuentra en muy buen estado de conservación, a pesar de que lleva deshabitada más de cincuenta años (estructura de muros de carga de mampostería y techos de vigas de madera y cañas, suelos de pizarra, cargaderos de madera…) reutilizando la mayor cantidad de elementos posibles (puertas, ventanas, mobiliario y elementos de decoración), sin renunciar a ese toque que nos caracteriza, modernidad y personalización.

Los propietarios de esta “preciosidad de tres plantas” son una pareja joven a los que les encanta escaparse siempre que pueden “al pueblo” y compartir el mayor tiempo posible con su familia y amigos, una de las razones por la que acordamos darle una mayor importancia a las zonas comunes de la casa.

Lo más ambicioso de este proyecto es combinar materiales de ayer y de hoy, como por ejemplo microcemento en paredes y suelos con comederos de animales en lavabo y fregadero, o como una chimenea de diseño de 180º hecha a medida con una luminaria en la cocina a partir de un juego de café antiguo…

Si tuviéramos que quedarnos con una de las estancias estaría bastante complicado, y dentro del equipo de BE&DEC no llegamos a ponernos de acuerdo, porque cada una de ellas están proyectadas para marcar la diferencia, desde la cocina que cuenta con todos sus originales elementos construidos a medida, pasando por el baño donde se han integrado piezas antiquísimas y ese inmenso salón-comedor con sus originales detalles de iluminación directa e indirecta, sin olvidar ese precioso y discreto jardín con su empedrado “granaíno” y su alberca depurada de forma natural… En mi opinión, la “joya de la corona” de este proyecto es el dormitorio principal situado en el antiguo palomar de la vivienda, con su baño integrado y esa gran, gran, gran terraza donde poder disfrutar en la intimidad de las maravillosas vistas de Ohanes y del valle del río Chico, en buena compañía una noche de verano.

Subir